¡Vuelve Kol!: “El país no se vende” – Por Héctor Kol

El país que no se vende.

Por Héctor Kol

Programa Salmonicultura

AGO-Pescadores Artesanales de Aysén.

“… Cada Nación depende

Del corazón de su gente

Y un país que no se vende

Nadie lo podrá  comprar…”

Prohibido Olvidar

Rubén Blades

El 20 de Enero del año 2010 deberá ser recordado como el Día del Milagro Marítimo, pues ese día se produjo, donde menos se esperaba, la paralización del proceso de Privatización del Mar con que se querían despedir los “Progresistas” y “Socialistas” del Gobierno de Michelle Bachelet.

En efecto, la Cámara de Diputados, aquella que un 20 de Mayo del 2009 votó por  la Privatización del Mar por 92 votos a favor y un único voto en contra (el voto del Diputado René Alinco, PPD) apenas 8 meses después votaba mayoritariamente en contra de este nuevo asalto al patrimonio natural de todos los chilenos: 46 votos frenaron las expectativas de la Industria Salmonera y de la Asociación de Bancos de quedarse para siempre con nuestro Mar Chileno Austral para pagarse de las deudas que acumularon en 20 años de fantasiosa idea de que Chile es un ambiente apto para el cultivo de salmones.

Sólo 24 horas antes y tras alcanzar el Gobierno Socialista un “acuerdo” con la CONATRASAL para que la organización de trabajadores salmoneros (según se autodefine) entregara su apoyo a la Ley de Privatización del Mar y a cambio de una sede para la organización en Puerto Montt o Castro (cualquier similitud a un cohecho es mera coincidencia 1) el Senado había apoyado el “patriótico” asalto al futuro de los chilenos por amplia mayoría, para que el mar Austral quedara en manos de las empresas salmoneras noruegas, españolas y japonesas para que estas lo entregaran, finalmente, a los Bancos acreedores, entre ellos Bancos españoles y holandeses.

La decisión de la Cámara de Diputados, de rechazar el asalto cuando los servidores de la Maldición de Malinche celebraban ya otro “éxito” del tráfico de influencias que ha sostenido a una industria ambiental, social y económicamente insustentable como lo es la salmonicultura intensiva, ciertamente que fue inesperada. Para todos.

¿Por qué los mismos Diputados que 8 meses antes toleraron en tiempo récord que se nos quitara el Mar ahora cambiaban tan masivamente su votación?

Quizás si porque se dieron cuenta que el cerco informativo de Mundo Acuícola, de Radio Digital, del diario El Llanquihue y del Diario de Aysén, entre otros tantos medios de des-información, había sido perforado por las campañas ciudadanas que denunciaban esta última mala idea de la Presidenta saliente, como la Campaña SALVEMOS EL MAR CHILENO,  de la AGO-Pescadores Artesanales de Aysén, diario EL CIUDADANO y Red de Medio de los Pueblos, iniciada en Diciembre del 2008 apenas constatamos que el “salvataje” de la industria salmonera, emprendido por el Gobierno Socialista, pasaba por la Privatización del Mar.

Quizás si porque más de alguno de los Diputados se encontró en la calle con alguien que le pidió explicaciones por su voto inicial a favor de este asalto o porque más de uno de esos diputados se sintió conmovido por las declaraciones del Senador Guido Girardi cuando señaló, previo a la segunda vuelta electoral, que era ESTE TIPO DE PROYECTOS lo que hacía que la gente no votara por la Concertación, como finalmente ocurrió en las dos regiones más devastadas por la Industria salmonera.

Quizás si porque los Diputados pudieron leer y estudiar las no menos fantasiosas soluciones al problema sanitario de la salmonicultura que emanaron de la Mesa de Trabajo “Salmón” coordinada por Felipe Sandoval… y de las que nadie se acuerda.

Quizás si más de alguno de esos Diputados inicialmente privatizadores de nuestro futuro, alcanzó a ver AVATAR antes de acudir al Congreso a votar en contra de su propio destino...

Antonio Horvath, senador por Aysén que ha comandado la privatización del már austral chileno

Múltiples pueden haber sido las razones para que 45 diputados recuperaran la cordura y detuvieran el proceso que dirigieron los Senadores Horvath y Escalona, los mismos que, junto al Senador Bianchi, celebraron “Sesiones” de la Comisión Pesca del Senado en las Regiones de Aysén y Los Lagos durante el mes de Junio del año 2009, recogiendo sólo oposiciones a esta idea que promocionaban y donde tuve la privilegiada oportunidad de demostrarle al “patriótico” Jefe de la Bancada Salmonera (durante 24 minutos y ante 500 personas reunidas en la Intendencia de Puerto Montt) que su sueldo, que pagamos todos los chilenos, era un sueldo mal pagado…

Pocos días después de eso, un Fiscal ad-junto, a través de un diario salmonero, me describía sin nombrarme como uno de los causantes de un presunto ataque incendiario que afectó a las oficinas de Salmon-Chile, en Puerto Montt. Otra fantasía más de la Industria salmonera. Otro montaje, como aquel que persistió durante 20 años en nuestros canales y fiordos.

Ahora, cuando las velas se consumieron en los candelabros con que iban a adornar las celebraciones por el “éxito” logrado en su tarea de quitarnos otra parte de lo que es nuestro, Felipe Sandoval y César Barros apuestan y elevan sus plegarias para que el Milagro del 20 de Enero sea deshecho en Marzo del 2010, para que todos los chilenos tengamos la oportunidad de celebrar un Bicentenario Sin Mar, tal como lo vamos a celebrar sin cobre, sin empresas sanitarias, sin aguas continentales, sin carreteras, sin puertos ni aeropuertos…

Y las mismas plegarias y rogativas se elevan para que el Gobierno saliente y su cohorte de 80% de admiradores, terminen por extenderles ya no el cheque inicial de US$ 125 millones que solicitaron a fines del año 2007, sino uno por US$ 1.000 millones, porque hasta esa altura ha llegado la deuda por las ineptitudes y fracasos que acumularon en dos décadas.

Sólo así, con la Privatización del Mar y el mísero regalo de 500 mil millones de pesos de todos los chilenos que solicitan hoy los “exitosos”, los noruegos de Marine Harvest se sacudirían del pavor que sienten ante la posibilidad de tener que “invertir” en un país que no les quiere regalar más dinero y mucho menos su mar:

“Las inversiones de Marine Harvest al final sí dependen de esta ley, y este retraso significa que no se harán las inversiones necesarias. En Noruega no estarán dispuestos a invertir millones de dólares que necesitamos en la industria si no sabemos que las condiciones ambientales que hoy día están buenas se van a mantener…”

” Provoca pavor en Noruega que el Estado (chileno) no tenga esas facultades… porque podemos volver a tener una crisis…”

Álvaro Jiménez, Gerente Chileno de MARINE HARVEST- Chile. Diario El Mercurio, 23 de Enero 2010.

Es decir, para este gerente chileno, la Privatización del Mar es una garantía para la mantención de las “buenas condiciones ambientales” para la Industria salmonera…Sin duda, otra “innovación” de esta exitosa actividad económica…

En Marzo, con un nuevo Gobierno y un nuevo Parlamento, otra vez tendremos la atención puesta en lo que ocurra en Valparaíso con nuestro mar austral. Otra vez los Parlamentarios pondrán a prueba más que nada su racionalidad, su sentido común. Tendrán que decidir entre ser otro César Barros, otro Felipe Sandoval o los representantes leales de los votantes que en ellos confiaron para que legislaran en favor del Bien Común

Hasta entonces, seguiremos denunciando esta herencia neo-liberal que dejó un Gobierno Socialista que aún no entiende que son los Pueblos los que votan y no los rankings de popularidad y que el Pueblo de la Patagonia Chilena es capaz de defender su territorio incluso en las urnas.

De ello tendrá  que sacar enseñanzas el nuevo Gobierno, los Fiscales ad-juntos, la prensa servil al capital transnacional, los Parlamentarios igualmente serviles que, por ahora, conservaron sus puestos.

Pero también nosotros, los que resistimos hasta ahora este asalto, que hicimos correr las planillas de firmas contra la privatización del mar, que salimos a caminar con los lienzos contra la injusticia, también nosotros debemos aprender a constituir todo un Pueblo que habita UN PAÍS QUE NO SE VENDE.

Héctor Kol

Aysén, Patagonia Chilena Sin represas…Sin Salmoneras

Enero del 2010.

——-

Héctor Kol es biólogo de profesión y ha asesorado a organizaciones de la pesca artesanal a nivel nacional y regional (aysén), en la lucha por contra arrestar la privatización del mar austral emprendida por Michelle Bachelet, la concertación y la derecha chilena.

Fue víctima de los “Allanamientos voluntarios” ejecutados por el fiscal Sergio Coronado en el 2009 en donde buscaba responsabilizar a Kol y 7 dirigentes más por el atentado incendiario en contra de las oficinas de Salmón Chile en la ciudad de Puerto Montt.

Infórmate de este montaje y en contra de estos 8 dirigentes en http://www.los8delsalmon.tk

LaOtraVoz
“contra la desinformación en la Patagonia”

contacto.laotravoz@gmail.com

Anuncios

Un pensamiento en “¡Vuelve Kol!: “El país no se vende” – Por Héctor Kol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s