Aysén: Nuestra tierra ayer cambió – Magdalena Rosas

Esta tierra ayer cambió para siempre se hagan o no se hagan las represas.
Cambió porque dos hermanos se encontraron uno votando a favor de las megacentrales, mientras el otro era detenido por carabineros.
Cambió porque probamos por primera vez en nuestra historia de la ciudad estas bombas lagrimogenas que pican los ojos y cierran la garganta.
Yo no sabia que el guanaco tira agua con quimicos, nos paramos frente a él con manos en alto, el chorro entró ardiendo la cara y los ojos.
Yo no sé si fue el agua quimica, pero no me han querido brotar las lágrimas, las tengo atragantadas. ¿Será la falta de sueño? Acompañamos a nuestros presos su liberación hasta despues de la medianoche.
Hace dos semanas marchamos con carabineros, conversamos con ellos, me prestaron fuego para encender un cigarro los de la cuca, hacia frio.
Ayer eran los mismos, nos saludamos con cara de tristeza.
Pero tambien estaban esos otros, con cascos , rodilleras, escudo. Esos no sonreían, sospechaban de todos, estaban en guardia desde que llegaron al lugar.
He llorado por dentro con la conviccion de que no debo aunque me cueste, dejarme abatir por esta farza, por esta manipulacion mediatica, por estar entregando el agua de nuestra reserva mundial de agua a capitales extranjeros.
Estamos siendo testigos una vez mas en la vida, de los decretos y leyes aplicadas sin miramientos ni dudas, represion aplicada sin titubear, regalando la patagonia a las grandes corporaciones.
No es de ahora, trabajé y renuncié al gobierno de antes por lo mismo.
Es un modelo maldito que cree que funciona, cuando a los ojos vista queda claro que no es así.
¿Pero saben que?
Al mismo tiempo, en la entrada de nuestra casa hay granos comprados por los jóvenes en forma cooperativa. Afuera crecen las hierbas medicinales de la huerta, ya se termina la casita construida con las mingas, Suenan los tambores de la esperanza porque nuestros jóvenes se preparan para este cambio. Debemos ayudarlos, apoyarlos, enseñarles lo que necesitan aprender de nostros y nostros aprender de ellos. Seguir practicando esto que es la habilidad de conversar en el repeto y la construcción, debemos ponernos al servicio de salvar la patagonia de la amenaza a la que está sometida hoy no por nosotros sino por las proximas generaciones.¡ Todos somos imprescindibles!
Debemos evitar víctimas en esta lucha, y mantener la fuerza y el valor como el que tuvo Beto, que se subió al guanaco y soltó el chorro para que no siguiera tirando agua a la gente y cuando el carabinero subió a bajarlo, el le tendió la mano para que subiera.
Nuestros niños y jóvenes se lo merecen, nuestro futuro lo merece de nostros depende que aqui sea.

Un abrazo fraterno para todas

Magdalena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s