David Sandoval, diputado por aysén: “ambientalistas ortodoxos”

En los últimos días hemos podido ser testigos de grados de intolerancia nunca antes visto en la región de Aysén y un movimiento ambiental que empieza a vivir la influencia nefasta de grupos radicalizados de toda índole tanto ambientalistas ortodoxos, políticas y de grupos internacionales.

Nuestra región no había vivido estos acontecimientos, pese a la existencia de sobradas razones sociales para levantar voces de quejas con mayor fuerza; sólo para mencionar algunas: el aislamiento crónico de la región, la pobreza que en nuestra región adquiere mayor dramatismos por las extremas condiciones climáticas, la ausencia de servicios de calidad y otras tantas como la existencia de 17.000 ayseninos viviendo en la pobreza y extrema pobreza.

Nuestra región requiere con urgencia ampliar sus estructuras productivas, es una región con un bajo nivel de desarrollo y es prioritario generar las potencialidades de Aysén para abrir las legítimas oportunidades que merecen todos los ayseninos. ¿es lógico que por el fundamentalismo de unos debamos condenar a toda la región a una vida con grandes frustraciones personales, bajos niveles de calidad de vida y escasas oportunidades para los jóvenes?.

Qué tipo de desarrollo queremos en Aysén?, es una pregunta en la que debimos habernos puesto de acuerdo hace mucho tiempo, reconozco la incapacidad de quienes hemos sido actores políticos para construir una plataforma de acuerdos regional; no hemos logrado poner en prioridad a la gente y hemos optado por las conductas políticas de siempre de tratar sembrar banderas a cualquier precio y postergado el llamado de toda la comunidad de ver los actores políticos trabajando por los anhelos ayseninos. He señalado en varias ocasiones que hay 74 actores políticos electos por la comunidad: 60 concejales, 10 alcalde y 4 parlamentarios, más allá de la validación ciudadana que cada uno tenga, son autoridades electas pero pese a los esfuerzos no se ha podido conformar una instancia regional que sea capaz de ponerse de acuerdo con aquel Proyecto Región que las diferencias sean aportes para enriquecer las ideas pero no para exaltar las odiosidades.
Tenemos en cambio una región desarticulada, separada entre unos y otros; liderados por autoridades sociales y políticas que estamos llamados a avanzar a la construcción de la región que todos queremos; esa comunidad formada en el respeto, la tolerancia, la búsqueda de acuerdos y el diálogo. QUE LEJOS DE LA REGION QUE ALGUNOS QUIEREN PROYECTAR.

Debemos todos dejar las pasiones y buscar con la razón el camino hacia lo que realmente nos interesa; no puedo dejar de señalar que hoy estamos fuertemente influidos por los intereses políticos, ambientales, económicos, etc., y cada uno toma posturas dejando de lado lo más importante y lo que debería ser el centro de nuestras acciones; son el árbol, el agua, el cerro lo significativo, o es la GENTE, LAS PERSONAS HUMILDES QUE VIVEN EN LA MARGINALIDAD, LOS JOVENES QUE HAN DEBIDO DEJAR SUS SUEÑOS POR NO TENER RECURSOS, LOS POBLADORES Y POBLADORAS DE TODOS LOS RINCONES DE AYSÉN QUE HAN ESPERADO CON ALTOS COSTOS LA ESPERANZA DE UNA VIDA MEJOR QUE NUNCA LLEGA.

No entendemos como autoridades eclesiásticas llamadas a liderar la formación valórica, el encuentro entre todos los ayseninos se suman a la virulencia de descalificaciones y estimulan con el silencio las movilizaciones irresponsables como sacar a niños de 6 años, que no tienen ni el disentimiento y por mucho que se quiera justificar no es correcto jugar con las mentes de niños. Perdónenme no veo forma alguna que sean capaces de entender lo que sucede y son en definitiva pequeñas marionetas de la intolerancia del abuso del poder e instigadores irresponsables del uso de influencias sobre una comunidad escolar de quien dependen.

La autoridades sectoriales deben investigar estos hechos, surgen muchas preguntas que debería aclarar la unidad educativa: estaban autorizados para cambiar las actividades escolares, contaron con las autorizaciones escritas de todos los padres y apoderados para sacar a los escolares a quienes se les ocurrió tan brillante idea que habla de una vergonzosa utilización de menores jamás vista y por nada justificable.

No entendemos la conducta del Senador Horvath, quien aprobó esta nefasta institucionalidad ambiental, con su voto aprobó la Ley Ambiental que hoy pretende desconocer, la ley es una ley diseñada para aprobar todos los proyectos ambientales y no ha sido capaz de separar lo fundamental de su nueva conducta política-ecológica demandando al propio Presidente de la República, quien los ha calificado de “irresponsable” y de “mentirles a la gente”. Hasta utiliza las organizaciones creadas por él mismo para opinar sobre lo que señala, extraña forma de manejar algunos espacios.

Al Senador hoy no le interesa lo profundo y se ha transformado en un talibán ambiental que hará mucho daño a una región como la nuestra; tantos años en el Congreso resulta evidente que nubla las visiones estratégicas y ahora en el Gobierno tras una espera de 20 años, en vez de ser un actor para canalizar las demandas regionales utilizando las influencias para terminar con las trancas regionales; sin duda que la comunidad regional esperábamos mucho más del Senador.

Queríamos ver a nuestro Senador trabajando desde el Gobierno para romper con el aislamiento y resulta que no lo lograremos hasta al menos 8 años más y que una Carretera Austral pavimentada es un sueño para otros 20 años; hubiésemos querido verlo luchando por ser un aporte efectivo para Aysén.

El ambientalismo fundamentalista en alianza con políticas trasnochadas son una mezcla peligrosa que debemos hacer frente, a los ayseninos nos gusta nuestra región pero no estamos llamados a ser sólo guardaparques para el disfrute de unos pocos, y si esa es una opción, se debería hacer que como tales, tengan todos los ayseninos las posibilidades de materializar sus legítimos sueños.

¿Por qué con la misma fuerza de movilización nuestra Iglesia, los grupos ambientales y políticos desfasados y toda la región no nos ponemos a trabajar para derrotar la marginalidad social, la exclusión social de miles de habitantes que no han tenido acceso a los bienes del progreso, a la educación, a la salud, a vivir con dignidad, terminar con la marginalidad social, con comunidades litorales y fronterizas que viven en precarias condiciones, pobladores en total aislamiento y miles de niños, hombres, mujeres y adultos mayores marginados de todo bienestar. No son estos motivos humanos para el interés eclesiástico y político de todos?.

La brújula la hemos perdido y nos costará encontrar el rumbo, en tanto tengamos estas actitudes de intolerancia e hipocresía que tanto daño está haciendo al verdadero espíritu de la Patagonia. Tenemos quienes ejercemos tareas de conducción social, moral, política, gremial y de todo tipo encontrar los caminos para el reencuentro regional.

DAVID SANDOVAL PLAZA
Diputado

Teléfono: (56 + 32) 250 5934

dsandoval

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s