Chile:lacrimógenas si son aburtivas – por Felipe Portales

Las Bombas Lacrimógenas SI Son Abortivas

Mitos democráticos

por Felipe Portales

Publicado en La Tercera, 5 de junio de 2011

En relación con la crítica de mi libro Los mitos de la democracia chilena (Tomo II; 1925-1938; Editorial Catalonia) efectuada por Alfredo Jocelyn-Holt en la edición de La Tercera de hace algunas semanas -y en que se cuestiona particularmente mi visión crítica de la Constitución de 1925- creo importante, para una adecuada percepción de nuestra historia por parte de los lectores, puntualizar ciertos hechos poco conocidos sobre aquella.

Primero, que dicha Constitución fue impuesta por una dictadura cívico-militar. Recordemos que luego del contragolpe militar de enero de 1925 -que echó abajo la Junta de Gobierno que había derrocado al Presidente Arturo Alessandri en septiembre de 1924- se llamó de vuelta al presidente, quien se encontraba autoexiliado en Europa. Sin embargo, a su regreso Alessandri mantuvo clausurado el Congreso y gobernó autocráticamente en base a decretos-leyes. Además, las promesas que él y los militares hicieron, de que se elaboraría una nueva Constitución en base a una Asamblea Constituyente democráticamente electa, no fueron cumplidas.

La elaboración del texto constitucional se hizo en base a una comisión de 15 líderes políticos designados por el propio Alessandri, y donde este desempeñó -de acuerdo a diversos testimonios- un papel clave. Y luego dicho texto se presentó ante una comisión de cerca de 200 personalidades -designadas también a dedo por aquel- la que manifestó serios reparos a su carácter autoritario-presidencialista.

Ante ello, su miembro y comandante en jefe del Ejército, Mariano Navarrete, amenazó explícitamente a la comisión de que tenía que aceptarla, a lo que esta accedió. Posteriormente, su ratificación popular se efectuó a través de un "plebiscito" que ni siquiera contempló el voto secreto, al ser las cédulas de aprobación o rechazo ¡de colores distintos!

Por otro lado, el carácter autoritario de la Constitución fue reconocido por la mayoría de los partidos políticos y personalidades de la época. Incluso, en 1926, el célebre jurista alemán Hans Kelsen la consideró "un producto de aquel movimiento antiparlamentario que hoy se propaga también en Europa" y "que incluye una serie de disposiciones que conducen… muy cerca de… una dictadura". Y años más tarde (1949), Eduardo Frei consideró que dicha Constitución establecía "un Ejecutivo tan fuerte como tal vez no exista otro" y que "el peligro del sistema reside en su tendencia casi orgánica a la dictadura legal del presidente".

Además, la Constitución fue inmediatamente complementada por una legislación electoral que confirmó la cédula confeccionada por cada partido político, lo que permitía distorsionar significativamente los resultados electorales a favor de la derecha a través del cohecho (compraventa del voto) y del acarreo de los inquilinos de las haciendas. Esto se eliminó recién en 1958 con la introducción de la cédula única.

Asimismo, la Constitución mantuvo la formulación del derecho de propiedad de forma tan "sagrada", que para su eventual expropiación se requería el pago inmediato y total del bien en cuestión. Esto significó, en la práctica, conservar el semifeudal sistema de hacienda establecido desde la Conquista y que hacía ilusorio todo derecho humano básico de los campesinos. Así, para terminar con la hacienda -a través de la Reforma Agraria- fue necesario previamente efectuar en 1967 una reforma constitucional del derecho de propiedad.

LaOtraVoz
contra la desinformación
publica con nosotros escribiendo a:
contacto.laotravoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s